¿Por qué no mueren todos los peces cuando un rayo cae al océano?

¿Por qué no mueren todos los peces cuando un rayo cae al océano?

A diferencia del agua pura (digamos destilada), el agua marina o salada contiene demasiados minerales disueltos que la hacen altamente conductiva.

Estas propiedades hacen que el agua marina disipe con gran rapidez la carga entre una gran masa y no acumula la suficiente carga estática como cuando cae un rayo en un fango (terreno arcilloso).

Esto no quiere decir que un rayo en el océano no sea mortal.

Si un pez o cualquier animal marino tiene tan mala suerte de estar muy cerca al lugar del impacto, morirá. La diferencia está en el radio de influencia de la carga eléctrica, en el mar esta tiende a ser más reducida porque dispersa la carga más rápido y a una masa mayor.

Según el principio de Faraday, el campo eléctrico en el interior de un conductor es nulo, las cargas siempre se concentran en la superficie de los conductores. Entonces, cuando un rayo cae en el océano las cargas tienden a disiparse en la superficie y un pez a pocos metros de profundidad no será afectado.

Se cree que los peces buscan aguas profundas cuando hay una tormenta. Pero ¿Qué hay de los animales marinos como los cetáceos? Los cetáceos necesitan salir a la superficie y tomar aire cada determinado tiempo pero el principio es el mismo, debe tener muy mala suerte en tomar aire en el momento y rango preciso del impacto del rayo.

¿Qué pasa si el rayo cae en un lago de agua dulce?

Se aplica el mismo principio porque la única diferencia entre el agua dulce y el agua marina es el nivel de sales que estas contienen. El agua dulce también es un buen conductor de electricidad, pero lo es menos que el agua salada.