El efecto mariposa

Este concepto está estrechamente relacionado con la teoría del caos y afirma que un aleteo de una mariposa puede desatar toda una tempestad en New York.

El efecto mariposa
El aleteo de una mariposa puede sentirse al otro lado del mundo.

De este proverbio chino y de las investigaciones del matemático y meteorólogo Edward Lorenz surge una de las teorías de la física más famosa: El efecto mariposa.

Este concepto está estrechamente relacionado con la teoría del caos y afirma que un aleteo de una mariposa puede desatar toda una tempestad en New York.

¿Hasta qué punto podemos afirmar esto?

En un sistema no determinista, cualquier cambio por mínimo que sea, puede desencadenar una serie de sucesos completamente divergentes. Es decir, cualquier cambio en su forma inicial, mediante un proceso de amplificación, puede generar un efecto a corto o mediano plazo.

El efecto mariposa y la teoría del caos nos ayudan a comprender el comportamiento de sistemas no lineales causa-efecto como el Universo, un sistema caótico que es flexible e impredecible o el por qué no podemos predecir el clima a más de tres días. Por este motivo, son teorías muy útiles para comprender los fenómenos sociales.

Para comprender el efecto mariposa, imaginemos a los sistemas como entes que pueden ser similares en su forma, pero que se comportan diferente a pesar de ser sometidos a una misma variable.

Por ejemplo, si imaginamos dos universos y a uno de ellos le introducimos una variable (un sutil aleteo de mariposa), cada una de las partes de ese Universo reaccionará de una manera distinta y evolucionará de forma diferente e impredecible.

Sin embargo, varios investigadores indican que la mejor manera de comprender esta teoría es observando el experimento del doble péndulo. Un péndulo unido al extremo del otro que evidencia el movimiento impredecible y caótico que pueden tener.

Lorenz y una simple variación de tres decimales

Edward Lorenz, el padre de esta teoría, tomó el comportamiento atmosférico como un caso de este tipo y demostró que nunca se podrán conocer de manera exacta las condiciones iniciales.

En 1963, Lorenz estaba realizando investigaciones sobre previsiones climatológicas ejecutando ecuaciones en un ordenador y descubrió que un simple redondeo en las cifras era la culpable de arrojar resultados completamente distintos tras dos meses de simulaciones.

Entonces Lorenz pasó de realizar simulaciones con seis cifras a tres cifras y el resultado era claro: una mínima variación en la condición inicial puede generar alteraciones a corto y mediano plazo. Lorenz publicó su descubrimiento en el Journal of the Atmospheric Sciences con el título: "Flujo determinista no periódico".

El efecto mariposa permite concluir que los sistemas complejos como el estado del tiempo y el comportamiento de la bolsa de valores son muy difíciles de predecir con plena seguridad. Por eso en el mundo estadístico hablamos en términos de probabilidades.

El cuerpo humano, un sistema caótico

El cuerpo humano es un sistema complejo, flexible e impredecible. La medicina no puede y no podrá predecir el comportamiento del cuerpo de una persona. Sin embargo, el cuerpo humano mantiene una forma parecida durante 70 años y resiste a agentes externos a pesar de que los átomos que tenemos ahora no eran los mismos hace 7 años.

Entonces la idea de que el cuerpo humano tenga un comportamiento tan estable radica en que este sistema siempre es atraído a seguir ciertos modelos de conducta. La conducta es impredecible, pero sabemos con cierta certeza el comportamiento del cuerpo humano hacia dónde va a tender.

El efecto mariposa y la teoría del caos pueden explicar desde el comportamiento de la naturaleza y del cuerpo humano hasta los fenómenos sociales a los que nos exponemos. Todos nuestros actos, pensamientos y decisiones están interconectados y la manera en que estos se interrelacionan siempre es y será impredecible.